Solomillo de Cerdo en Salsa al estilo Tradicional

 

Solomillo de Cerdo en Salsa al estilo Tradicional

El solomillo de cerdo es una de las partes más ricas del cerdo y un receta muy válida para las grandes ocasiones, las navidades o cualquier evento familiar. Su carne es muy jugosa y además es muy agradecida para cualquier guarnición (patatas, salsas, ensaladas,..)
En este caso la vamos a acompañar de una salsa tradicional de cebolla con champiñones al vino tino y caldo de pollo.
El solomillo de cerdo en salsa tradicional se puede hacer también al horno e incluso lo podemos acompañar de una salsa de manzana para carnes que queda muy rica.
5 from 6 votes
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 45 min
Tiempo total 1 h
Plato Segundo plato
Cocina Española
Raciones 4 personas

Equipamiento

  • Cuchillo grande
  • Tabla
  • Cazuela hierro
  • Sartén
  • Batidora

Ingredientes
  

  • 1 Solomillo de Cerdo (Entre 500-700gr)
  • 1 Cebolla
  • 2 Dientes Ajo
  • Perejil fresco
  • 2 Hojas Laurel
  • 250 Mililitros Caldo de Pollo Casero
  • 150 Mililitros Vino Tinto
  • 250 Gramos Champiñones
  • Sal y Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Patatas fritas (Opcionalmente)

Elaboración paso a paso
 

  • Preparamos los ingredientes. En primer lugar preparamos todos los ingredientes para disponer de ellos en el momento que los vayamos a utilizar.
  • Preparamos la pieza de Solomillo. Cogemos la pieza de solomillo y le vamos quitando los trozos blancos pasando finamente el cuchillo por encima de ello. Posteriormente, cortamos el solomillo en rodajas de un dedo de grosor.
  • Salpimentamos al gusto. Colocamos todas las rodajas de solomillo que hemos cortado boca abajo y con la ayuda de la mano o del cuchillo las aplastamos un poco para que vayan cogiendo la forma. A continuación, les echamos sal y pimienta negra al gusto por las dos caras.
  • Sellamos la carne. En una cazuela grande (Nosotros usamos una cazuela de hierro) ponemos a calentar a fuego máximo (Al 9 de 9 en mi vitrocerámica) un buen chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente, sellamos la carne por las dos caras y las reservamos en un plato.
    Sellar la carne quiere decir dorar un alimento rápidamente por todos sus lados para que éste conserve su jugo en el interior.
  • Mientras se sella la carne... Mientras se sella aprovechamos a picar la cebolla. A mi me gusta que sea fina, pero en realidad da igual porque lo vamos a batir posteriormente. También aprovechamos a cortar en rodajas un diente de ajo.
  • Aprovechamos el aceite. Una vez sellada la carne, aprovechamos el mismo aceite (Si hiciera falta más se lo añadimos) para pochar la cebolla y el diente de ajo. Ponemos el fuego al máximo y cuando el aceite esté caliente, bajamos el fuego a fuego medio (Al 6 de 9 en mi vitrocerámica) y añadimos la cebolla, ajo y sal al gusto y lo dejamos hasta que estén transparentes (En torno a 12-15 minutos).
  • Mientras se pocha la cebolla.... Durante este paso, aprovechamos a picar el perejil fresco y el diente de ajo, que los picamos muy finito. También aprovechamos a cortar los champiñones en rodajas muy finas también. Todo esto lo reservamos para hacer en otra sartén.
  • Iniciamos los champiñones. Mientras se sigue pochando la cebolla ponemos otra sartén al lado con un buen chorro de aceite al fuego máximo y cuando el aceite esté caliente, bajamos el fuego a fuego medio-alto (Al 7 de 9 en mi vitrocerámica) y añadimos los champiñones cortados en rodajas, el perejil fresco, el diente de ajo picado y sal al gusto y lo vamos cocinando poco a poco removiéndolo de vez en cuando durante 7-10 minutos.
  • Volvemos a la cazuela donde la cebolla. Una vez pochada la cebolla y el ajo, subimos el fuego al máximo (Al 9 de 9 en mi vitrocerámica) y le añadimos el vino tinto y el caldo de pollo casero. Lo dejaremos hervir a fuego máximo hasta que reduzca por completo el alcohol y se reduzca también el caldo, aproximadamente unos 5-7 minutos. Cuando esté listo apagamos el fuego y lo reservamos.
  • Los champiñones. Una vez acabada la salsa, teníamos en otro fuego los champiñones con perejil y ajo sofriendo a fuego medio-alto. Cuando lo tengamos listo, apagamos el fuego y lo reservamos también.
  • Batimos la salsa. La salsa que habíamos hecha con cebolla, ajo, vino tinto y caldo de pollo la batimos y la reservamos.
  • Comenzamos a mezclar todos los ingredientes. Una vez batida la salsa, la volvemos a poner en la cazuela de hierro y la ponemos a calentar a fuego medio-alto (Al 7 de 9 en mi vitrocerámica) y cuando empiece a burbujear le añadimos los solomillos que previamente teníamos reservados (Añadir también el caldo que deja la carne que habíamos sellado). Lo removemos todo bien.
  • Continuamos añadiendo ingredientes. Una vez removida la salsa con los solomillos, le añadimos los champiñones que previamente habíamos cocinado con perejil y ajo y le ponemos dos hojas de laurel. Seguimos con el fuego medio-alto (Al 7 de 9 en mi vitrocerámica) y lo dejamos cocinar con la tapa puesta durante 5-8 minutos.
  • Opcionalmente. Podemos pelar unas patatas y freírlas en una sartén a parte. Cuando estén hechas, las añadimos a la cazuela de los solomillos y le damos un hervor para que se integren con el resto de los ingredientes.

Notas

Si habéis probado a hacer la receta espero vuestros comentarios aquí abajo. Así como si conocéis mas variantes de las diferentes recetas. Si os ha gustado podéis compartirla y seguirme en pinterest e instragram.
Keyword Cerdo, Salsa, Solomillo, Tradicional
(Visited 89 times, 1 visits today)

7 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Valora La Receta